Propuesta educativa

Porque nos beneficiamos de la experiencia y de las enseñanzas de muchas generaciones de educadores uruguayos. En particular, recogemos e intentamos enriquecer la Metodología Natural e Integral creada por la maestra Cledia de Mello, de larga trayectoria en el país.

 

Porque apoyándonos en lo mejor de nuestras tradiciones educativas, nos atrevemos a explorar desde nuestra experiencia docente incorporando investigaciones y avances metodológicos provenientes de la pedagogía y la psicología.

 

Porque los niños vienen con gusto a la escuela, saben que en la clase los espera un docente que llevará adelante la tarea educativa cotidiana. Y lo hará de una manera respetuosa, aceptando al niño con toda la historia que este trae consigo, su familia, su escuela anterior si la hubiere, sus intereses y sus aptitudes.

 

Al mismo tiempo es una propuesta exigente en la medida que cada niño tiene una participación protagónica en su proceso de aprendizaje. A medida que crece va ganando en autonomía y en autocontrol de sus actitudes. Esta exigencia está profundamente relacionada con el proceso de desarrollo en las diferentes áreas y apunta a que sus aprendizajes sean cada día más significativos.

 

Tendiendo puentes. El niño y la familia en el ingreso al jardín

Hasta el momento en que el niño ingresa al Jardín, su vida transcurre dentro del grupo familiar. Y en este grupo ese niño tiene un rol determinado: es el chiquito, el hermano menor, el primer hijo, el tranquilo, el inquieto, etc. El entrar en la escuela por primera vez supone un cambio importante. Implica salir de ese sistema familiar en el que se encuentra seguro y protegido para pasar a un sistema más amplio que es la escuela, en donde las relaciones con los demás integrantes son distintas a las que él conoce a nivel familiar.

Para poder transitar desde ese lugar conocido y seguro que es su familia a ese otro lugar desconocido e incierto que es la escuela, es necesario tender puentes.

¿Y quiénes son los encargados de tenderlos?

Por un lado la escuela, brindándole un lugar adecuado, acorde a sus necesidades, un lugar de respeto y contención. La escuela debe ofrecer instancias de juego, de expresión a través de la música, la pintura, el dibujo y primordialmente a través de su propio cuerpo. Así los niños pueden incorporar hábitos y estimular su lenguaje a través del intercambio con sus pares y con los docentes, que a veces intervienen y otras simplemente observan. Y fundamentalmente ese puente se tiende aceptando a ese niño tal cual es, con lo que sus padres le dieron y con lo que él tomó de su historia familiar. Por su parte, la familia tiende esos puentes en la medida en que confía en la escuela que eligió para su hijo.

Y esa confianza se va a ir construyendo paulatinamente mientras esos padres vean a sus hijos contentos, vean que están contenidos y que son bien recibidos por los docentes que trabajan con ellos. Y fundamentalmente cuando los padres sientan que, también ellos como familia, tienen un lugar en la escuela.

Entonces, cuando los puentes se tienden, el niño puede decir “sí”, puede transitar de un lado al otro con seguridad y en un estado de óptima disponibilidad para el aprendizaje.

Y si bien estos puentes deben continuar firmes durante toda la escolarización del niño, este momento es clave: cómo vive su ingreso al Jardín y la forma de resolver las dificultades que se le presenten, serán muy importantes en el proceso de crecimiento y socialización del niño y en su actitud hacia el aprendizaje en las posteriores etapas de su desarrollo.

Descargue la propuesta completa

Evaluación

Los alumnos del Colegio del Sur están acompañados por un equipo multidisciplinario que los va siguiendo en su desarrollo, para ayudarlos a descubrir sus mejores potencialidades y detectar a tiempo las dificultades a las que eventualmente se enfrenten.

Creemos en una forma de evaluación integral que tenga en cuenta lo intelectual, lo afectivo, lo motriz y lo social. El equipo docente que trabaja con cada grupo se reúne regularmente y analiza, niño por niño, todos estos aspectos. Los resultados de este seguimiento se presentan en un carné que es enviado a los padres. En él se describe cómo se desenvuelve el niño en todas las áreas del aprendizaje escolar, incluyendo lo expresivo, la comunicación con los pares y los adultos, la actitud frente a los límites y los desafíos.

En el carné del Sector Primaria, además de todo lo anterior, utilizamos juicios numéricos en la evaluación de Lenguaje, Matemáticas, Ciencias Sociales, Naturales e Inglés.

Acompañamiento Psicopedagógico

El Colegio del Sur cuenta con un equipo de psicólogas y psicopedagoga. El rol de estos profesionales es realizar un seguimiento de los niños en diversas áreas del desarrollo socio-emocional, psicomotriz y cognitivo (lenguaje, atención, memoria), trabajando en coordinación con el equipo docente.

Desde un abordaje preventivo en el contexto escolar pretendemos realizar un “screening” (despistaje) de posibles dificultades que inciden en el proceso de aprendizaje. En algunos casos surge la necesidad de hacer derivaciones a estudios y/o consultas técnico-profesionales. También se brindan orientaciones a la familia en modalidad de entrevistas individuales, ya sea a solicitud del equipo docente o a pedido de los padres.

Durante el año, las psicólogas organizan junto a los docentes diferentes talleres de orientación sobre aquellos temas que más preocupan a los padres: límites, roles, sexualidad, etc.

La pedagogía sistémica

“Una mirada ordenadora de la tarea cotidiana”

La pedagogía Sistémica es el arte de contextualizar y ordenar la interacción de los elementos que intervienen en el aula. Siguiendo el modelo de Bert Hellinger, psicólogo y pedagogo alemán, entendemos la comunidad escolar como un todo, como un sistema u organización en la que todos sus miembros, padres, alumnos, dirección, docentes y no docentes se encuentran vinculados.

Esta forma de percibir el procesos de enseñanza y aprendizaje escolar aporta orden y equilibrio en la interacción de los distintos protagonistas, enfocando la mirada docente en la tarea educativa, promoviendo la comunicación activa y reflexiva, que tiene en cuenta el desarrollo del ser integral, emotivo e intelectual.

El Colegio del Sur toma a la Psicología Sistémica como una valiosa herramienta puesto que ordena, revitaliza y optimiza tanto la tarea como los vínculos entre educadores y familias.